Protección anticorrosiva de productos eléctricos y electrónicos

Los productos eléctricos y electrónicos son artículos sensibles. En ambientes agresivos expuestos a la humedad, químicos o niebla salina, están en mayor riesgo de corrosión y fallo de sus componentes. Esto puede ocasionar paradas y costos extras para su reparación y reemplazo. Por Julie Holmquist*

Film VpCI®-125
Film VpCI®-125 protege los electrónicos sensibles tanto contra la corrosión como de la descarga estática.

Debido a su sensibilidad, es extremadamente importante que los electrónicos recientemente manufacturados sean enviados libres de corrosión a sus clientes, así como también es importante que las industrias que utilizan controles eléctricos y electrónicos eviten los fallos por corrosión en sus equipos operativos.

Uno de los principales desafíos para el envío de componentes eléctricos y electrónicos libres de corrosión es la dificultad para controlar el ambiente durante el tránsito. Durante el envío, dichos elementos pueden estar expuestos a cambios de temperatura y niveles de humedad que causan condensación y corrosión. Si los artículos están levemente decolorados cuando llegan a destino, el cliente puede rechazarlos al dudar de su calidad.

El desafío continúa para los artículos eléctricos y electrónicos que están instalados en ambientes industriales corrosivos –papeleras, plantas de tratamiento de efluentes, o simplemente áreas en exteriores agresivos-. Debido a que las operaciones se basan considerablemente en estos elementos, a través de cientos o miles de cajas de control en una planta, la corrosión puede tener graves repercusiones, incluso si solo se tratara de una mayor frecuencia de reemplazo de cables o interruptores.

VpCI®-111
Los emisores VpCI®-111 pueden colocarse dentro de cajas de control eléctricas para reducir la frecuencia de fallos relacionados con la corrosión.

Tecnología de Inhibidores de Corrosión Fase Vapor

La Tecnología de Inhibidores de Corrosión Fase Vapor brinda una estrategia simple y efectiva para proteger elementos eléctricos y electrónicos durante los envíos y durante el uso. Esta tecnología también puede ser aplicada durante el proceso de manufactura.
Una ventaja importante de la Tecnología de Inhibidores de Corrosión Fase Vapor es que no necesita ser aplicada directamente a la superficie del ítem eléctrico o electrónico para ser efectiva. Esto elimina algunas de las dificultades asociadas a la aplicación de recubrimientos– por ejemplo, asegurarse que el recubrimiento esté aplicado de forma pareja, en el espesor adecuado, y que no interfiera con las funciones sensibles.

Memorias RAM desprotegidas.
Piezas de control luego de 90 horas de prueba de niebla salina ASTM B117. La corrosión comienza en los puntos de contacto metálicos de las memorias RAM desprotegidas.

La Tecnología de Inhibidores de Corrosión Fase Vapor, producida bajo la marca VpCI® por la empresa Cortec® Corporation, situada en Estados Unidos, se basa en inhibidores de corrosión químicos orgánicos que tienen una presión de vapor moderadamente alta. Esto significa que los inhibidores de corrosión se vaporizan desde su fuente –ya sea una pequeña copa rellena con polvos o un film compuesto con los inhibidores –y se extiende a través del aire circundante. Cuando esta acción tiene lugar dentro de un espacio cerrado, las moléculas de inhibidor vaporizado eventualmente saturan el aire y luego se condensan (adsorben) sobre cualquier superficie de metal expuesta dentro de ese espacio. Esto forma una capa protectora monomolecular invisible que protege al metal de la corrosión cuando el aire, la humedad y los químicos tratan de atacarlo. Cuando el espacio es abierto, las moléculas de inhibidor comienzan a disiparse, dejando la superficie del metal como un componente inalterado y libre de corrosión que puede utilizarse inmediatamente sin ninguna limpieza especial.

Memoria RAM con corrosion
Primer plano de la corrosión en piezas de control.

La Tecnología de Inhibidores de Corrosión Fase Vapor se produce en diversas formas. Una de las más populares, es el film VpCI®, que contiene los Inhibidores de Corrosión Fase Vapor embebidos dentro del plástico. Las plaquetas electrónicas pueden ser fácilmente insertadas dentro de bolsas para recibir protección anticorrosiva cuando son transportados, o incluso mientras son almacenados entre diferentes fases de manufactura (ver figura 1). Las bolsas VpCI® brindan un seguro extra para mantener a los componentes libres de corrosión, garantizando que los clientes recibirán los productos en excelente condición. Las bolsas VpCI®-125 de Cortec® también combinan los Inhibidores de Corrosión Fase Vapor con protección anticorrosiva para evitar problemas con descargas electrostáticas.

Memorias RAM en buena condición
Memorias RAM en buena condición luego de ser protegidas con film VPCI®-126 luego de 90 horas de prueba de niebla salina ASTM B117.

Otro sistema de entrega de los Inhibidores de Corrosión Fase Vapor es la copa emisora –una pequeña copa llena con polvo y cubierta por una membrana respirable que permite que los inhibidores sean liberados (ver figura 2)-. Estas copas pueden ser colocadas dentro de paneles eléctricos para reducir el riesgo de falla de componentes y reducir la frecuencia de reparaciones y reemplazos. Los emisores Cortec® VpCI®-105 y VpCI®-111 cumplen este propósito y protegen diferentes volúmenes de espacio (0,14 m³ y 0,31 m³ , respectivamente).

En ocasiones, se justifica el uso de un fino recubrimiento anticorrosivo, especialmente si el panel eléctrico no está en un recinto completamente cerrado, o si hay necesidad de limpiar las superficies que han estado en uso. ElectriCorr® VpCI®-238 (para protección en interiores) o ElectriCorr®-239 (para protección en exteriores) sirven para estos propósitos. Dejan una capa fina, no visible que contiene tanto inhibidores de corrosión por contacto como inhibidores de Corrosión Fase Vapor. Los dos inhibidores pueden ser utilizados como agente de limpieza, o para proteger circuitos y relés sin causar cambios en la conductividad.

memorias RAM protegidas con film VpCI®-126.
Primer plano de memorias RAM protegidas con film VpCI®-126.

Pruebas

Para demostrar la efectividad de estas tecnologías comparado a un artículo de control no protegido, se realizaron pruebas utilizando el film VpCI®-126 y ElectriCorr® VpCI®-239. Varios sets de memorias RAM en buenas condiciones fueron colocados para la prueba ASTM B117, un método que expone a los ítems a un ambiente de niebla salina constante con aproximadamente 100% de humedad relativa a 35°C. Un grupo de memorias RAM se dejó sin protección. Otro grupo fue rociado con ElectriCorr® VpCI®-239. Otro grupo fue colocado dentro de una bolsa VpCI®-126 (la versión no antiestática de las bolsas VpCI®-125 ya que la estática no era una preocupación en este caso). Las memorias RAM se dejaron en la prueba de niebla salina por 90 horas y luego fueron removidas. Las memorias RAM sin protección mostraron corrosión iniciándose y extendiéndose desde los puntos de contacto metálicos de las memorias (ver figuras 3 y 4). Sin embargo, las memorias RAM protegidas con el film VpCI® y con ElectriCorr® VpCI®-239 estaban en buenas condiciones, incluso luego de 90 horas en un ambiente altamente corrosivo (ver figuras 5 a 8).

Memorias RAM en buenas condiciones
Memorias RAM en buenas condiciones luego de ser protegidas con ElectriCorr® VpCI®-239 luego de 90 horas de prueba de niebla salina ASTM B117.

Estas pruebas muestran varios beneficios de la tecnología de Cortec®. En principio, tanto el film VpCI® (que usa la misma tecnología base que los emisores de copa) como el ElectriCorr®
VpCI®-239 brindaron protección efectiva para las memorias RAM. En segundo lugar, no cambió la apariencia de las superficies. En tercer lugar, el film VpCI®-126 brindó protección sin el inconveniente y los problemas de compatibilidad asociados a la aplicación de un recubrimiento. En cuarto lugar, ElectriCorr® VpCI®-239 brindó protección efectiva con un recubrimiento invisible que puede utilizarse cuando no se cuenta con un espacio cerrado que permita la protección únicamente con fase vapor.

Primer plano de memorias RAM protegidas
Primer plano de memorias RAM protegidas con ElectriCorr® VpCI®-239.

Raramente, los componentes eléctricos y electrónicos se exponen a un ambiente tan extremo como las 90 horas de prueba ASTM B117. Sin embargo, la protección efectiva tanto del film VpCI como del ElectriCorr® en estas condiciones, muestran su excelente potencial para brindar un grado adicional de protección. Similar al concepto de adquirir un seguro para lo imprevisible, estos productos anticorrosivos, aseguran la entrega de productos libres de corrosión a sus clientes y reducen los tiempos de parada y reparaciones de componentes eléctricos y electrónicos en la industria, minimizando la ocurrencia de la indeseable corrosión.

* Cortec® Corporation, Saint Paul, Minnesota (Estados Unidos) – Representante en Argentina Luboks.

Más información: www.luboks.com.ar

Ver tambien:

Galvanizado: ¿el fin de la corrosión?

Circuitos de climatización: prevención y corrección como pilares de su funcionamiento