Primera promoción de instaladores de sistemas solares térmicos certificados

Los primeros postulantes a la certificación de instaladores de energía solar térmica en el país, obtuvieron su reconocimiento avalado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial comenzó con el proceso de “Certificación de competencias laborales para instaladores de sistemas solares térmicos (Nivel II)”, de esta manera el INTI es el primer y único certificador de instalaciones de energía solar térmica en el país. En este proceso, un grupo de técnicos ya aplicó y obtuvo su aval de competencia laboral: el proceso jerarquiza su actividad y favorece la expansión de la tecnología.

“La certificación otorga prestigio a la actividad y genera un diferencial para los instaladores, quienes cumplen un rol fundamental para que los usuarios incrementen la confianza en la tecnología solar térmica que ofrece una solución ecológica, económica e innovadora para la demanda de agua caliente sanitaria”, señala Lucas Quiroga, del Centro INTI-Energías Renovables.

“LA CERTIFICACIÓN OTORGA PRESTIGIO A LA ACTIVIDAD Y
GENERA UN
DIFERENCIAL PARA LOS INSTALADORES”, INDICAN DESDE EL CENTRO
INTI-ENERGÍAS
RENOVABLES.

“Este proceso se desarrolló de acuerdo a lo requerido por la norma internacional ISO/IEC 17.024, lo que garantiza la solvencia de todas las actividades del Comité Técnico Asesor y del Organismo de Calificación autorizado, y toda la gestión administrativa relacionada con la emisión, mantenimiento, ampliación, reducción y renovación de los certificados, además de mantener actualizados los registros de las personas”, declara la Coordinadora del Área de Certificación de Personas del INTI, Isabel Tiscornia.

La certificación de competencias laborales es un proceso individual y de carácter voluntario. En este caso, los certificados emitidos tienen una validez de cuatro años, con opción a renovarse. No incluye la capacitación previa.

La elaboración de las pautas para la certificación llevó tres años de trabajo colectivo, para el cual se constituyó un Comité Técnico Asesor, conformado por especialistas de diversos sectores: el INTI, a través del Organismo de Certificación y el Centro de Energías Renovables, el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), fabricantes, importadores, empresas de servicios ligadas a la actividad, instituciones educativas y de capacitación e instaladores de sistemas solares térmicos.

Instancias del proceso

Denominada de “Nivel II”, la certificación contempla evaluar los conocimientos y habilidades de los instaladores de sistemas solares térmicos de hasta seis metros cuadrados o 500 litros de acumulación de agua caliente sanitaria. Se trata de instalaciones simples que se utilizan en viviendas particulares.

La evaluación consta de un examen teórico escrito y una instancia de trabajo práctico. En el primero, los postulantes deben responder 45 preguntas, basadas en el programa de conocimientos obligatorios, compuesto por 15 módulos y elaborado por el Comité Técnico Asesor. La condición para realizar la parte práctica del examen es aprobar previamente la instancia teórica.

El examen práctico consta de tres partes en donde se evalúa en el postulante la experiencia, los conocimientos y la habilidad en relación a los siguientes temas: criterios de elección de equipos; metodología de trabajo seguro; y emplazamiento e instalación de un Sistema Solar Térmico (SST).

UNO DE LOS
PRÓXIMOS
OBJETIVOS ES QUE LAS DISTINTAS
PROVINCIAS
INCORPOREN LA CERTIFICACIÓN, Y ASÍ EXTENDER ESTE AVAL A TODO EL
TERRITORIO
NACIONAL.

Una vez aprobada esta última instancia, el Organismo de Certificación del INTI emite el Certificado y la credencial personal del instalador e inscribe sus datos en la Base de certificados vigentes.

Los exámenes se realizan en el Parque Tecnológico Miguelete, sede central del INTI (Avenida General Paz 5445, San Martín, provincia de Buenos Aires), donde se ubica el primer Organismo de Calificación representado por el equipo de Energía Solar Térmica del Centro INTI-Energías Renovables.

“Uno de los próximos objetivos es que las distintas provincias incorporen la certificación, y así extender a todo el territorio nacional la posibilidad de que los instaladores obtengan un aval formal que dé cuenta de sus competencias. Para ello, desde 2017 se trabaja junto a varias dependencias provinciales relacionadas con las energías renovables para ampliar al resto del país las capacidades de examen, y así seguir aportando al crecimiento de la tecnología en la Argentina”, explica Marianela Bornancin, de INTI-Energías Renovables.

Más información: www.inti.gob.ar

 

Ver tambien:

LOS CONOS SOLARES QUE GENERAN 20 VECES MÁS ENERGÍA

NERGIA SOLAR FOTOVOLTAICA EN LA ARGENTINA