LIMPIEZA CRIOGÉNICA EN LA GENERACIÓN Y DISTRIBUCIÓN ELÉCTRICA

La limpieza criogénica es un método revolucionario, que permite limpiar superficies delicadas y a la vez con suciedades rebeldes. Las superficies pueden ser tan delicadas como tarjetas electrónicas o tan rebeldes como restos adheridos en matrices de moldeo. Se trata de una limpieza a seco, ya que no necesita de agua para realizarse.

1. Limpieza de Transformadores. 2.Limpieza Interna Tablero Eléctrico. 3. Estator de Generador / Motor. 4. Aspas Turbina. 5. Aisladores Eléctricos

¿Cómo funciona la limpieza criogénica?

Para realizar limpiezas criogénicas, se requieren de dos elementos básicos: aire comprimido y hielo seco. El aire comprimido funciona como medio impulsor y el hielo seco, como agente que remueve la suciedad adherida al sustrato que se quiere limpiar.

El hielo seco es gas carbónico (CO2) en estado sólido, que está a 78°C bajo cero. Este tiene la particularidad de sublimar. Es decir, pasa de estado sólido a gaseoso sin pasar por el estado líquido. Por lo tanto, la superficie tratada permanece seca y sin residuos adicionales generados por el proceso de limpieza; por ejemplo: agua, productos químicos, restos de granallas, etc.

Ventajas de la limpieza criogénica

Del funcionamiento del proceso de limpieza con CO2 sólido, se desprenden importantes ventajas, que permite su utilización en limpiezas complejas y delicadas al mismo tiempo:

• Considerando que el Hielo Seco SUBLIMA y no genera residuos adicionales, se pueden limpiar todo tipo de máquinas e instalaciones sin necesidad de desmotar los equipos, disminuyendo notablemente la cantidad de personas involucradas y los tiempos muertos (lucro cesante) de los equipos parados. Una vez que se limpiaron las instalaciones / equipos, solo resta barrer o aspirar la suciedad que se desprendió del sustrato intervenido.

• Otra de las ventajas de este proceso de limpieza, es que se pueden mantener la actividad normal de la gente alrededor del sector que se está limpiando, ya que (como mencionamos), no genera residuos ni humedad.

• Como ventaja adicional la limpieza criogénica, permite tratar superficies muy delicadas, sin dañarlas.

Aplicaciones en la generación y distribución eléctrica

Cabe destacar que, al no utilizar agua como agente de limpieza, se pueden limpiar instalaciones eléctricas bajo tensión de hasta 1.000 Voltios. Esto permite limpiar el interior de tableros eléctricos reduciendo las fugas por suciedad o eliminando el riesgo de incendio en el caso de procesos industriales en los que el ambiente se llena de partículas potencialmente inflamables; por ejemplo: harinas, fibras sintéticas, celulosa, etc.

Dado que NO es un proceso abrasivo, se pueden limpiar: rotores y álabes de turbinas, interiores de tableros eléctricos, aisladores, transformadores, bobinados eléctricos (el barniz mantiene sus propiedades aislantes), cámaras subterráneas.

Conclusiones

Si bien es un procedimiento sencillo de aplicar, tiene ventajas comparativas con otros métodos de limpieza, que lo hacen extremadamente eficiente cuanto más complejas sean las condiciones de trabajo; ya que evita el desarmado de máquinas, reduciendo la mano de obra necesaria y minimiza el lucro cesante. También se la considera amigable con el ambiente, ya que no genera residuos contaminantes, ni interrumpe la circulación de personas ajenas al trabajo en las cercanías donde se la está utilizando.

En la figura se presenta el proceso de limpieza criogénica.

Caso tipo en la Industria Canadiense

Los componentes de los sistemas de distribución eléctrica, requieren de un mantenimiento regular para asegurar niveles de seguridad óptima del servicio. Los gastos generados por las prácticas de mantenimiento, han estimulado la búsqueda de procedimientos y de materiales más modernos orientados a reducir costos o perfeccionar la confiabilidad. Después de dos años y medio de investigación, desarrollo y comprobación de limpieza en piezas eléctricas (hasta 29 KV) con la tecnología de remoción con hielo seco, se ha transformado ahora en un proceso consolidado.

Vault Rooms y particularmente los seccionadores son los dos componentes más costosos para el mantenimiento. La mayor parte de los seccionadores son aislados en aire, y encerrados en cajas metálicas. Parece que la causa fundamental de los problemas con las unidades de clase 25 KV energizados a 29 KV, sea una eventual falla del dieléctrico provocado por la corriente de fuga fase/fase o fase/neutro. La corriente fuga, se debe a una combinación de suciedad mezclada con sales ambientales y condensación depositada sobre los componentes bajo tensión y de puesta a tierra.

Antes de la introducción de la limpieza con hielo seco, existían solamente dos métodos de limpieza. Pero ambos métodos requerían desenergizar el componente, con la finalidad de que ambas se pudieran limpiar a mano o con agua potable a alta presión, para después secarlas antes de volver a conectar.

Con el tiempo la interrupción de la energía se transformó en algo menos tolerable por los clientes. En 1994 era muy difundida la limpieza con agua, y dependiendo de la posición deseccionador, es necesario repetir la limpieza cada 3 a 6 años. Pero había un costelevado relacionado con el mantenimiento de los seccionadores aislados durante toda su vida útil.

En 1994 una revista norteamericana publicó un artículo que describía un proceso de limpieza para los seccionadores de 15 KV con la utilización  de gránulos de hielo seco, proyectados con aire comprimido. Desde 1993 WICKENS Industrial Ltd. ha aplicado la tecnología de limpieza con hielo seco (CO2) en varias industrias y aplicaciones sin energía.

Este tipo de limpieza permite la remoción de contaminantes que están más adheridos que los encontrados habitualmente en los seccionadores y otros componentes eléctricos. Los pellets de hielo seco subliman al contacto con la superficie a limpiar, expandiéndose 400 veces desde su estado sólido. Esta rápida expansión crea una acción de despegue que ayuda a remover los contaminantes adheridos

Esta limpieza no requiere de ningún trabajo de recuperación de arena o solventes, y el proceso es atóxico. El CO2 proviene de la recuperación de los gases resultantes de las refinerías y petroquímicas. El subproducto reciclado se utiliza en forma de hielo seco para la limpieza industrial.

La cuadrilla de mantenimiento está compuesta por un operador y un técnico en CO2. Mientras el operador procede con la limpieza y la inspección, el técnico regula el flujo de hielo/aire como se requiera y monitorea el secado del aire. Además de la protección básica, los operarios utilizan ropa anti incendio y guantes de goma aptos para 40 KV – clase 4 y protección facial completa. Los guantes aislantes y los picos direccionales, se inspeccionarán y limpiarán diariamente. Las pruebas dieléctricas se llevarán a cabo de forma rutinaria. Esta rutina se llevará a cabo según las normas vigentes.

La limpieza con esta tecnología permite a la industria eléctrica programar de manera flexible el mantenimiento de seccionadores y tableros, durante todo el año, reduciendo al mismo tiempo costos de mano de obra. Programas de limpieza con hielo seco están siendo utilizados en plantas eléctricas, además de seccionadores, para: transformadores, cámaras de transformadores, unidades switching dead-front y transformadores tipo “Poletrans”.

Nuestro Agradecimiento: a la empresa M.E.C. (Metodologie Ecologiche Criogeniche – Italia) por la información aportada para redactar el presente artículo.

Más información: www.criomaq.com.ar