Las borneras de medición y contraste de Zoloda marcan la diferencia

Las características del suministro de energía eléctrica a un consumidor no son uniformes. Los factores que inciden en la elección de la modalidad dependen de cada compañía distribuidora que establece un sistema tarifario al cual se debe adaptar el proyecto del consumidor.

Es así que en el ámbito industrial es usual que la provisión de energía eléctrica se realice en media tensión, dependiendo de la potencia del suministro. Es el consumidor el que debe realizar las tareas de adaptación a las tensiones de servicio que poseerá en su establecimiento.

Es una tarea habitual de las empresas distribuidoras verificar el estado de su sistema de medición, realizando contrastes de instrumentos y eventualmente algún recambio.

Esta delicada tarea de supervisión y mantenimiento debe ser realizada sin interrumpir el suministro al consumidor, para lo cual entre los transformadores de medida y los instrumentos se intercalan las denominadas borneras de medición y contraste, BMC.

La medición indirecta se realiza a través de transformador de corriente (TI) y transformador de tensión (TV).

Las borneras de medición y contraste serie BMC de ZOLODA cumplen con las características de robustez mecánica, sencillez y seguridad de operación y confiabilidad ante el riesgo de choque eléctrico al que están sometidos los operadores.

Las BMC están conformadas por un conjunto de bornes seccionables a corredera derivados del modelo BPSN-CR-PP. El cuerpo de los bornes es de poliamida 6.6 autoextinguible (grado V0-UL94) y admiten cables de hasta 10 mm2, siendo todas sus partes conductoras de cobre estañado y el tornillo de la corredera seccionable de  latón, por lo cual no posee elementos ferrosos en el camino que realiza la corriente.

Este borne se encuentra certificado bajo la norma IEC 60947-7-1 a través de IRAM y con sello de Seguridad Eléctrica otorgado por la Secretaría de Industria y Comercio en cumplimiento con la Res. 92/98.

La bornera cuenta con una envolvente fabricada en policarbonato transparente de 3 mm de espesor. Este material es también autoextinguente y las características del polímero mencionado, más el espesor del mismo, hacen al conjunto altamente resistente a choques mecánicos de todo tipo.

Posee un práctico sistema de tuercas imperdibles de cuarto de giro que simplifican la labor del operador al desmontar y montar la tapa protectora.


Más información en www.zoloda.com.ar