Las capacidades de la energía inteligente del viento ganan terreno

Por primera vez en la historia, las energías renovables generaron el 30% de la electricidad en Europa.

turbina eólica en el mar

Son las líneas que revela un informe de Sandbag y Agora Energiewende, donde registran una baja en la energía hidráulica y un crecimiento exponencial de la energía eólica. Al respecto, las energías eólica, solar y biomasa tuvieron un desarrollo del 20,9% en 2017 frente al 9,7% de 2010, traduciéndose a 679 Terawatt horas, instalando a estas tres energías por delante de la generación de carbón, importante tener en cuenta que el carbón duplicaba la producción de las renovables.

El crecimiento de las renovables se debe sobre todo al aumento de la eólica, con Alemania al frente. El país germano ya tiene 56,1 gigavatios de potencia eólica instalada tras apostar en 2017 el 42% de todos los nuevos molinos europeos. Le sigue España con 23,1 gigavatios y el Reino Unido con 8,8. En 2017 Europa aumentó su capacidad eólica en 15,7 gigavatios, 6,6 de ellos en Alemania.
Según este informe, queda expresado que el auge de las renovables pone freno o directamente pone en retirada a las otras fuentes de generación eléctrica. Si bien el gas natural se mantiene estable, la electricidad generada a través del petróleo y el carbón declina a pesar de que la demanda eléctrica del continente crece entre un 0,5% y un 1% anual.

Los molinos de viento cubrieron en 2017 el 20% de la demanda eléctrica alemana, cuatro puntos por encima del 16% de 2016 aunque todavía lejos del primer país europeo que invirtió masivamente en molinos de viento, Dinamarca que ya cubre con ellos el 44% de su demanda de electricidad.

Pero el crecimiento de las energías renovables pone de manifiesto el desarrollo desigual. Solo Alemania y el Reino Unido contribuyeron al 56% del crecimiento de las energías renovables en los últimos tres años. También hay un sesgo a favor del viento dado que el aumento masivo del 19% en la generación eólica tuvo lugar en 2017, debido a las buenas condiciones de viento y la enorme inversión en plantas eólicas.

Estas noticias son favorables y ponen de manifiesto que el auge de la biomasa ha terminado, pero no del todo ya que la energía solar fue responsable de solo el 14% del crecimiento de las energías renovables en 2014 y 2017.

cuadro de Crecimiento energía renovables en europa
Evolución de la generación por países

Un factor a tener en cuenta es el consumo de electricidad, que registró un aumento del 0,7% en 2017, marcando un tercer año consecutivo de aumentos. Hecho que acompaña el mismo crecimiento de la economía europea, generando del mismo modo un aumento en la demanda de energía. Demostrando de este modo la necesidad de implementar políticas de fortalecimiento en cuanto a eficiencia energética.

En lo que respecta a emisiones de CO2 en el sector energético, se mantuvo sin cambios en 2017. A pesar del aumento de la generación eólica, según el informe, se estima que las emisiones de CO2 del sector se mantuvieron en 109 millones de toneladas (sin cambios).

Sin embargo, las emisiones estacionarias globales en los sectores de comercio de emisiones de la UE aumentaron ligeramente de 1750 a 1755 millones de toneladas debido a la producción industrial más fuerte, especialmente al alza de la producción de acero. Junto con aumentos adicionales en la demanda de gas y petróleo, se estima que las emisiones globales de gases de efecto invernadero de la UE aumentaron alrededor del 1% en 2017. El aumento de la generación de energía eólica y solar no fue suficiente para compensar este aumento. Las emisiones de C02 no disminuyen, el consumo de electricidad tampoco

Estado de arte del viento

El desarrollo de la energía eólica está llevando a muchos molinos a alta mar. A pesar de que todavía supone una mínima parte del mix energético, el offshore wind (los molinos en el mar) es la tendencia más en boga en algunos países, hasta suponer un 53% de toda la capacidad energética creada por el Reino Unido en 2017 y sumar el año pasado en toda Europa 15,8 gigavatios, un 25% más que en 2016. Once países europeos controlan ya más de 4.000 molinos en el mar y Escocia inauguró el año pasado la primera granja de molinos flotantes.

molinos de energía en el mar

La mayor parte de los molinos en el mar europeo, hasta un 98%, se concentran en una pequeña área europea a la que dan las costas británica, alemana, danesa, holandesa y belga. El Mar del Norte está empezando a desmantelar torres de extracción de petróleo (las reservas en la región se agotan) y plantando molinos, anclados al suelo marino o ya flotando. Se espera que Francia se sume a esta iniciativa de inversión eólica marina.

Más información:
www.sandbag.org.uk