Iluminación inteligente como agregado de valor de la IoT

Las luminarias con sensores integrados permiten una iluminación inteligente. Los sistemas de iluminación se están convirtiendo en el conducto perfecto para la detección ubicua y pueden recopilar datos ambientales y de uso del espacio en cualquier momento.

Control inteligente

Con el aporte de sensores, las luminarias se están convirtiendo en nodos inteligentes, en redes poderosas de datos. ¿Cómo sucede esto y cuáles son los beneficios de una red de estas características?

La iluminación es omnipresente en un entorno construido e integrando sensores en cada luminaria, se transforma en un nodo de datos participando de una red de sistema de iluminación conectado. Estos sensores integrados pueden recopilar datos útiles que pueden incluir la ocupación, el flujo de tráfico, los niveles de luz, la temperatura, la humedad, la calidad del aire y más a un nivel granular porque la iluminación está en todas partes.

Grafico-Iluminacion-inteligente

Teniendo en cuenta la trama de esta red inteligente, ¿cuál será la evolución de las tecnologías de detección en entornos construidos en un futuro cercano? Un estudio realizado por Deloitte, estima que los sensores en bienes raíces comerciales crecerán a una tasa de crecimiento anual del 78 por ciento entre 2015 y 2020, con 1300 millones de sensores desplegados para 2020.

Los sensores en luminarias como valor agregado

De qué manera los edificios inteligentes se están beneficiando de la integración de sensores en luminarias:

Ahorro de energía:

La instalación de sensores que automatizan la iluminación es una realidad para las oficinas y fábricas modernas. De hecho, algunos códigos de energía de edificios requieren sensores de ocupación y luz para controlar la iluminación. Es una excelente manera de ahorrar energía y los costos relacionados de forma rápida y fácil.

Los sensores integrados en las luminarias ayudan a optimizar aún más el uso de la iluminación debido al nivel granular de información y control que se puede realizar. Estos sensores suministran datos al sistema de iluminación para encender o apagar una o varias luminarias a medida que los empleados ingresan o dejan espacios, y crean niveles de luz apropiados para tareas específicas dentro del espacio.

La energía no se desperdicia al iluminar áreas no utilizadas, por lo tanto, solo usa (y abona) la cantidad de energía que necesita. Las tareas individuales se pueden completar de manera más eficiente con niveles de luz optimizados para la tarea en particular. Los gerentes de instalaciones pueden afinar los sistemas de iluminación inteligentes y ahorrar energía usando estrategias de control inteligente que incluyen ajuste de tarea, temporizador de luz del día, sensación de ocupación, horario de tiempo y control personal.

Sistema-Iluminacion-inteligente

Espacio de trabajo optimizado:

El lugar de trabajo está cambiando rápidamente. Una nueva generación de trabajadores está buscando oficinas modernas que ofrezcan una variedad de espacios de trabajo para diferentes actividades en lugar de escritorios tradicionales asignados.

Más empleados están trabajando de forma remota con visitas ocasionales a la oficina, por lo que no es necesario tener un espacio de trabajo de oficina asignado exclusivamente a ellos. Además, el panorama corporativo en muchas industrias está cambiando con un rápido crecimiento del personal o recortes, fusiones y adquisiciones, y muchas reorganizaciones. El espacio de oficina tiene que ajustarse rápidamente a los requisitos cambiantes.

Los sensores en cada luminaria rastrean las ubicaciones y los movimientos de los ocupantes, proporcionando información valiosa sobre cómo y en qué medida se utilizan los espacios. Los datos del sensor, incluido el uso histórico y las tendencias, se pueden usar para reducir el espacio no utilizado y los costos relacionados, planificar los requisitos de espacio en el futuro, respaldar una mayor colaboración de los empleados y más. Los datos del sensor también son esenciales para volver a apilar el espacio y dar soporte a algunas de las últimas tendencias en el espacio de trabajo.

Aumento de la comodidad y los niveles de productividad:

De acuerdo a un estudio realizado por la Sociedad Americana de Diseño de Interiores indicó que el 68 por ciento de los empleados se quejan de la situación de iluminación en sus oficinas. Las mismas estrategias de control de iluminación utilizadas para ahorrar energía (ajuste de tareas, temporizador de luz natural y programación horaria) también ayudan a crear un mejor ambiente de iluminación en el lugar de trabajo y esto puede afectar la productividad y el bienestar de los empleados.

La iluminación dura causa fatiga visual y dolores de cabeza. La poca luz causa fatiga visual, dolores de cabeza, somnolencia y falta de concentración, todo lo cual afecta la productividad. La recolección de luz natural es una estrategia de control de iluminación que se usa para combatir entornos tenuemente o con poca luz.

Permite que un edificio recolecte y utilice luz natural y lo distribuya de manera efectiva en el edificio. Utilizando sensores de luz, los sistemas automáticos de control de iluminación miden la cantidad de luz natural en un espacio y atenúan o apagan los niveles de luz artificial cuando hay suficiente luz ambiental. Los sensores de luz permiten un nivel de iluminación constante y el sistema de control usa solo la cantidad de luz artificial necesaria para proporcionar un nivel de luz óptimo para el ocupante.

Las configuraciones de escena personales permiten que un individuo ajuste los niveles de iluminación en su espacio a sus preferencias personales. Un individuo puede favorecer niveles de luz más brillantes o más tenues que un compañero de trabajo que hace la misma tarea. Al permitir a los trabajadores ajustar y configurar las escenas de iluminación según sus preferencias personales, se puede mejorar su entorno de trabajo y su nivel de productividad.

Led-iluminacion-inteligente

El entramado de sensores

Con la utilización de sensores, la IoT apuesta a convertir cualquier objeto en una fuente de información sobre ese objeto y su entorno. De esta manera se crea una nueva forma de diferenciar productos y servicios y una nueva fuente de valor que se puede gestionar por derecho propio.

Al darse cuenta del potencial completo de la IoT, se motiva un marco que captura la serie y la secuencia de actividades mediante las cuales las organizaciones crean valor a partir de la información: el circuito de valor de la información generada por edificios habilitados para IoT, tiene el potencial de ampliar el objetivo de creación de valor más allá de la ubicación a través de un nivel de eficiencia y efectividad que podría distinguir edificios dentro de un circuito de demanda dentro de un mercado desde lo deseable y la rentabilidad.

El valor de la información

Para que la información complete el ciclo y cree valor, pasa a través de las etapas del ciclo, cada una habilitada por tecnologías específicas. Un acto es monitoreado por un sensor que crea información, esa información pasa a través de una red para que pueda ser comunicada, y los estándares -ya sean técnicos, legales, regulatorios o sociales- permiten que esa información se agregue a través del tiempo y el espacio.

La inteligencia aumentada es un término genérico que pretende capturar todo tipo de soporte analítico, utilizado colectivamente para analizar información. El ciclo se completa a través de un comportamiento aumentado de tecnologías que permiten la acción automatizada o moldean las decisiones humanas de una manera que conduce a una acción mejorada.

iluminacion-inteligente

Beneficios para el entorno industrial

Los edificios conectados pueden conducir un seguimiento meticuloso de la información sobre las iniciativas de sostenibilidad relacionadas con la energía, el agua y la gestión de residuos e impulsar los esfuerzos para reducir el impacto del cambio climático. Además, el análisis de sostenibilidad puede ayudar a las empresas a reducir su huella de carbono, tener propiedades más sostenibles en su cartera y, finalmente, diferenciarse en el mercado.

En el caso de la energía, el aumento en la adopción de la IoT puede implicar una supervisión más detallada y en tiempo real de todos los dispositivos que consumen energía en un edificio y una mejor conectividad con las redes inteligentes. Esto permitiría a las empresas eléctricas mejorar la eficiencia de la distribución y conservación de la energía.

Del mismo modo, en el caso del agua, diferentes conjuntos de información (como una menor precipitación o deterioro de una tubería) pueden ayudar a los edificios a identificar posibles escaseces de suministro y planificar mejor su uso y la conservación general del agua y los activos. Para la gestión de residuos, los sensores en contenedores de basura inteligentes pueden comunicar volúmenes para ayudar a los recolectores a optimizar los tiempos de recolección y planificar adecuadamente la eliminación de las diferentes formas de desechos.

Más información: www2.deloitte.com

Ver tambien:

LA ILUMINACIÓN CENTRADA EN EL SER HUMANO, EL NUEVO FOCO DE LA INDUSTRIA

Distinguen al primer interruptor con tecnología táctil de Latinoamérica