ENERTIK, EL NEXO PRECISO

La energía solar fotovoltaica se manifiesta en la actualidad como una de las soluciones sustentables de más alto potencial en el aprovechamiento de su fuente renovable y su relación costo-beneficio.
Los numerosos avances científicos y tecnológicos le otorgan a diario,
mayor accesibilidad y popularidad y, en la actualidad, sus prestaciones abarcan desde instalaciones remotas que utilizan baterías para iluminación, antenas satelitales o estaciones de monitoreo, hasta viviendas, empresas o conglomerados industriales con conexión a la red eléctrica.

El regulador solar es uno de los elementos más importantes del sistema fotovoltaico, siendo el nexo encargado de administrar el flujo de energía entre los equipos componentes, ya que factores como la intensidad de la radiación, la temperatura y la época del año condicionan la variabilidad de las cantidades de potencia y energía que entregan los paneles solares.

En función a ello, las instalaciones se dimensionan para ser abastecidas, tanto en la plenitud del verano como en las peores condiciones invernales,
protegiendo de sobrecargas la vida útil de las baterías a través del regulador solar, cuya función principal es la inspección del estado de las
mismas, recibiendo tensiones variables y
entregando una tensión estable diferente.

Cada sistema fotovoltaico es único por sus propias características. ¿Cuál es el regulador que mejor se adapta a cada instalación en función de la gestión de la energía ?

Reguladores PWM (Pulse With Modulation): Utilizan modulación por ancho de pulso y trabajan siempre a la tensión de las baterías, abriendo y cerrando el circuito que regula el control de su carga, cortando el flujo de la energía que brinda
el panel, cuando durante el día ésta llega al 100%. Inversamente, por la noche, abre el circuito evitando fugas. Para su funcionamiento óptimo, requiere que los paneles y las baterías conectadas operen con voltajes similares o los más cercanos posibles. En el gráfico siguiente puede observarse los diferentes ciclos de carga y trabajo:

Reguladores MPPT (Maximum Power Point Tracking):Utilizan el seguimiento del punto de máxima potencia, en el que los paneles solares producen la mayor cantidad de energía eléctrica, buscando el balance ideal entre voltaje y corriente. Este punto puede identificarse en el centro de la curva del gráfico siguiente. El controlador MPPT se asegurará que los paneles operen lo más cerca posible a este punto, maximizando su producción.

Por su mayor sofisticación, los reguladores MPPT permiten incrementar la eficiencia energética en un 30% respecto de los PWM:

· Otros Parámetros a Considerar

– Tipo de batería (ácido, gel, agm, litio),

– Tensión e intensidad de corriente de entrada,

– Tensión e intensidad de corriente de salida,

– Rango de tensión MPPT (si corresponde),

– Polaridad de los terminales,

– Puertos de comunicación para monitoreo
y/o modificación de los parámetros online,

– Protección de descargas profundas,

– Display LCD,

– Señales de alarma,

– Salidas auxiliares para alimentación
de corriente continua,

– Sensor de temperatura.

· Modalidades de Carga

Dependiendo del tipo de regulador (todos los modelos MPPT y algunos PWM), pueden tener dos, tres o cuatro etapas de carga diarias, de acuerdo al gráfico siguiente:

– Masiva,

– Absorción,

– Mantenimiento,

– Ecualización.

Controlando que los valores de los parámetros se mantengan dentro del rango nominal enunciado por el fabricante, las baterías trabajarán eficientemente durante los ciclos de carga y descarga, prolongando su duración.

Enertik comercializa sus reguladores en forma individual o incorporados en el inversor. Se pueden encontrar en su versión PWM (CP, ENS y Morningstar) y MPPT (Morningstar), en 12, 24 y 48 Voltios y de 10 hasta 80 Amperes.

Más información: www.enertik.com.ar