El Mercado a Término de la Energías Renovables ya es una realidad

El Ministerio de Energía y Minería expidió una resolución que le permitirá a las industrias elegir su proveedor y negociar libremente las condiciones del suministro.

La Ley 27.191, sancionada en el 2015, le garantizó el derecho a los Grandes Usuarios -comercios e industrias con consumos de electricidad relevantes- a elegir su proveedor de energía renovable y negociar libremente las condiciones del suministro. Ahora, el Ministerio de Energía y Minería publicó la Resolución 281/2017, que hace realidad ese privilegio. Así, junto con el éxito del Programa RenovAr, la apertura del mercado entre privados ratifica la firme vocación de lograr que este sea el año de las renovables. Después de haber puesto a discusión un borrador de la nueva resolución, y haber tenido en cuenta los aportes de toda la industria, se sancionó la norma oficial que va a regular el funcionamiento del Mercado a Término de las Energías Renovables (MATER).

En ese Mercado a Término, los Grandes Usuarios van a poder negociar la compra de energía renovable a generadores y comercializadores. Además, pueden asegurarse hasta el cien por ciento de su consumo eléctrico de fuentes limpias. O, incluso, adquirir únicamente lo necesario para cumplir con el porcentaje mínimo exigido por la Ley (8% para el 2018 y 20% para el 2025).

En Argentina hay más de ocho mil consumidores
catalogados como Grandes Usuarios.

Por otro lado, si el consumidor decide no tomar ninguna iniciativa para abastecerse de energías limpias, el Estado se encargará de suministrarla. A pesar de que no cumplirá con los mínimos legales en los primeros años, ya que se estima que el Estado recién alcanzará el ocho por ciento en el 2020, el consumidor tendrá la posibilidad de delegar esa gestión.

Pero, si decide ejercer este derecho por sí mismo, el consumidor puede firmar contratos de abastecimiento con un generador o comercializador, u optar por la autogeneración. El caso más común consiste en instalar paneles solares en su propia fábrica o predio, y producir in situ parte de la energía que consume, lo que puede beneficiar en el ahorro del costo de transmisión, distribución, impuestos, cargos, etc.

Con el Mercado a Término de Energías Renovables, se empieza a recuperar la plena vigencia de la Ley que exige el funcionamiento de un mercado eléctrico transparente que asegure a los usuarios un abastecimiento de energía confiable y competitivo.

Ver también:
El mercado eléctrico argentino se activa con energía limpia
La industria nacional de la energía eólica

Más información: www.minem.gob.ar