AISLADORES DE 500 KV Y VOLVER A EXPORTAR, LAS PROYECCIONES A FUTURO DE DOSEN

La empresa argentina cuenta con 38 años de experiencia en productos para líneas de distribución y transmisión de energía de baja, media y alta tensión. “A lo largo de estos años se ha comprobado que nuestros productos tienen un alto rendimiento”, afirma Jorge Menéndez, presidente de la firma.

Seleccionadores

osen es una empresa argentina que fabrica seccionadores, descargadores y aisladores poliméricos de suspensión y retención, que en 2017 se unió a la firma Lago Electromecánica. Desde esa asociación, la compañía ha estado trabajando para aumentar y controlar la producción, gracias a la inversión en nueva maquinaria y a la decisión de elaborar sus productos dentro de la misma fábrica y no valerse de un tercero.

Actualmente, dentro de sus productos se destacan los aisladores poliméricos de suspensión y retención de 15 kV a 132 kV, y los aisladores soporte Line Post -también poliméricos- con la misma tensión. Pero, dentro de sus proyecciones a futuro se encuentra la incorporación de una nueva inyectora más grande que la que tienen en este momento, que les permitirá dar el paso de llegar a los 500 kV en un año.

Del mismo modo, esta nueva máquina les va a ayudar a incrementar su producción y disminuir los tiempos de entrega al poder tener un stock de los productos que demoran menos tiempo en realizarse o que tienen mayor demanda. Hoy en día, en un turno de ocho horas, pueden fabricar 180 aisladores de suspensión y retención de 15 kW -el más empleado comúnmente-. Y, en cuanto a los plazos de entrega, oscilan entre 15 y 50 días en ser despachados, dependiendo de la cantidad que haya pedido cada cliente.

Dosen
Ing. Jorge Menéndez, presidente de Dosen.

Diferenciador de calidad

El control que lleva Dosen sobre los insumos y sus procesos de fabricación son distintos a los que otras compañías en el mundo suelen realizar, porque toman mucho tiempo, generan un gasto extra y son complicados de hacer. Por ejemplo, Dosen cuenta con habitaciones libre de polvos en donde se cortan y se colocan los adhesivos; o, cuando se está haciendo la conformación de los descargadores, el lugar de trabajo tiene una atmósfera controlada en temperatura y humedad. “Esto es lo que garantiza que nuestra calidad sea superior”, asegura Jorge Menéndez, presidente de Dosen.

Y, para confirmar el alto rendimiento de los productos a lo largo de los años, Menéndez afirmó que hay equipos que fueron fabricados hace 35 años y que siguen instalados. “Estuve en Mar del Plata y ahí hay líneas de más de treinta años, y verificamos su funcionamiento. Aparte, son fáciles de identificar, porque en ese momento todos los productos eran de color rojo, y esos todavía están funcionando”.

Fabricación

Proyectos y clientes

Los principales clientes de la compañía son las empresas de energía y la mayoría de las cooperativas, pero sobresalen los instaladores de líneas, con quienes tienen varios proyectos, ya que van a fabricarles los aisladores en silicona. “Va a ser una gran oportunidad porque será producción local y no habrá que esperar a que lleguen del exterior”, indica Jorge.

A esto se le suma la orden de compra de Motelectro por dos mil aisladores de 132 kV, una cantidad que se irá aumentando a medida que vayan teniendo mayor stock.

Por otro lado, una de las intenciones de Dosen a futuro es volver a exportar. Durante varios años, sus productos se comercializaron directamente en Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y España. “Debido a inconvenientes en los insumos que no se fabrican en el país, tuvimos que dejar de exportar, pero hoy las posibilidades son distintas, ya que hay un buen precio del dólar que nos permite competir con otras empresas, y la idea es tener un muy buen producto a un costo competitivo”, señala Menéndez.

Más información: www.dosen.com.ar

Ver también:

“VAMOS A SEGUIR ILUMINANDO CAMINOS, PERO CON NUEVAS TECNOLOGÍAS”

El INTI testeó el rendimiento de luminarias de emergencia